Damon Albarn gana la batalla

Pocas cosas pueden superar a los 90. A caballo entre dos siglos, muchos pudimos ver el ascenso de Nirvana y su desodorante, la desesperación de REM o el erótico (no nos engañemos) instituto de Britney Spears. Pero, tal vez, uno de los puntos álgidos de la época sea la guerra que se estableció Continuar leyendo

Anuncios