BRITS: Luz

Si nos ponemos a pensar, en este mundo globalizado, todos los países destacan por algo. Japón es el amo de la tecnología. Papúa-Nueva Guinea es el país con un mayor de lenguas en su territorio. Hasta nuestro país lidera distintos ránkings de los cuales no todos nos enorgullecemos. Si nos centramos en la música, aunque la hallemos  en todo el mundo, esta siempre ha sido feudo de dos países: Estados Unidos y Reino Unido. Ambas potencias de las notas han mandado con autoridad sobre las listas de éxitos y los medios musicales, pero también han ido intercambiando estilos, ritmos y modas, todo bajo la eterna de pregunta de cual de los 2 países ha generado mejores músicos. Esta competitividad hizo que los británicos sintieran envidia del variopinto mapa de premios que se gastaban sus colegas transatlánticos. Así nacieron en 1977 los Brit Awards, los galardones a la música inglesa.

Estos premios son los hermanos gemelos de los American Music Awards, ya que es público el que vota los vencedores. No obstante, el público inglés, mucho más divertido, siempre nos da más sorpresas, a la vez que demuestra mucho más gusto que los “expertos” de la Academia en los Grammy’s. Este año, AM de Artic Monkeys ha sido elegido como mejor álbum del año y no es para menos. Además, la agrupación de Sheffield ha sido premiada como mejor banda del año, superando a los omnipresentes One Direction , que se han tenido que conformar con los galardones a la banda más exitosa del año y a mejor vídeo. En lo referente a solistas, tenemos polos opuestos. Por un lado, la experiencia de David Bowie ha triunfado en una categoría masculina, formada por jóvenes promesas como Jake Bugg. Entre las féminas, Ellie Goulding, princesa hipster del Reino Unido, se ha impuesto a artistazas como Laura Mvula. Bueno, al menos no ganó Jessie J. En las categorías internacionales, Bruno Mars y Lorde se llevaron la palma.

Cada año que pasa los Brits (llamados así por el público general) se acercan más a convertirse en el evento musical del año. Y es que frente a unos AMA que se centran únicamente en el espectáculo y unos Grammy cada vez más desprestigiados, los premios británicos ofrecen algo que los otros parecen haber olvidado: calidad. Todos pueden tener a Katy Perry desafinando en el escenario, pero por suerte, no todos la alaban por ello.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s