Evanescence: De los cielos a demandas judiciales

Aunque no seáis muy aficionados al metal, seguro que a nadie se le escapan los acordes de Bring me to life. El piano del principio, la combinación de voces del estribillo…probablemente una de las canciones de rock moderno más conocidas del siglo XXI. Y es que este fue el punto álgido de sus compositores, los estadounidenses Evanescence. El problema fue que no se mantuvieron. A pesar de conseguir unas ventas millonarias con su primer álbum, Fallen, con cada CD que sacaban el interés del público hacia ellos decaía. Así, cuando en 2011 salía su álbum homónimo, su comportamiento en listas dejaba frío a más de uno. De 17 millones de copias se pasaba a apenas un millón de unidades vendidas en todo el planeta. ¿Qué había pasado?

Pues según una entrevista a la vocalista de la banda, Amy Lee, la discográfica no se ha portado muy bien con ellos. Es más, bastante mal. Tanto que la cantante a interpuesto una demanda a Wind Up Records (su sello de toda la vida) por unas perdidas de más de un millón de dólares. Según la artista, la discográfica decidió cambiar los productores del último disco, colocando un equipo que no supo aprovechar el potencial de la banda. Para más inri, ella dice que estancó el desarrollo musical de la agrupación. Ante tal desastre, Amy Lee reclama un millón y medio de dólares a Wind Up Records, lo cual amortiguaría las perdidas generadas al grupo. Sin embargo, sus fans pueden estar de enhorabuena, ya que la cantante también confirmó que estaba preparando nuevo material junto a sus compañeros. “Definitivamente, tengo muchas músicas e ideas que aún no he compartido, pero que pronto veréis” afirmó la cantante.
Evanescence no son los únicos que han tenido problemas con su discográfica últimamente. Lady Gaga o MIA pelean con sus equipos por las malas estrategias lanzadas, que han reducido drásticamente sus ventas ¿Pero hasta que punto tiene importancia la discográfica? Mismamente, el último álbum de Beyoncé, un auténtico cataclismo promocional, está arrasando. Y es que la calidad es otro factor importante. Es cierto que Evanescence jamás ha decepcionado a su público, pero nadie escogería su tercer álbum como el mejor de su carrera. El sonido del primer single de ese disco dejó a más de uno sin habla. Los monstruos de Going Under se le echaban a más de uno encima.

El cuarto álbum de la agrupación será el definitivo y veremos si Amy Lee cumple su palabra ¿Era la discográfica o ella la que está anquilosada?

PD: Según su cuenta oficial de Twitter, ayer por la noche, Amy Lee confirmó estar embarazada. Esto retrasará su música, pero…¡enhorabuena!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s